h1

Marc Hauser es declarado culpable de fraude científico

21 agosto 2010

Tenía que pasar: en cuanto a mí se me ocurre hablar de Marc Hauser (ver el último post del blog aquí), el tipo comienza a tener problemas…

(Por supuesto, lo de arriba es un chiste. Lo único que falta es que culpen a este blog de ser yeta).

Hablando en serio: Marc Hauser ha sido declarado culpable de fraude científico por algunos de sus experimentos con primates. Ustedes se preguntarán qué hizo… He aquí un fragmento traducido y adaptado de un artículo de The Chronicle al respecto (ver el artículo original aquí).

De acuerdo con el documento que fue provisto a The Chronicle, los resultados del experimento en cuestión fueron transcriptos por Hauser y un asistente de su laboratorio. Hauser le pidió a un segundo asistente que revisara los datos. Cuando éste último revisó las transcripciones del primer asistente, encontró que los monos no parecían notar ningún cambio en los patrones a los que estaban expuestos. De hecho, parecían prestar más atención al experimentador cuando el patón no cambiaba. En otras palabras, el experimento era un total fracaso.

Vale la pena recordar que el método que usó Hauser es uno muy utilizado, por ejemplo, en psicolingüística: los sujetos tienden a prestar mayor atención a estímulos nuevos que a estímulos a los que ya están acostumbrados. En este caso, si los monos eran expuestos a un determinado tipo de estímulo (un patrón de sonidos, por ejemplo) durante un tiempo y luego pasaban a prestar mayor atención a un estímulo de otro tipo, esto significa que son capaces de interpretar que hay algún tipo de diferencia entre los estímulos.

La transcripción de Hauser mostró algo diferente: encontró que los monos reconocían el cambio de patrón y -de acuerdo a sus números- los resultados eran estadísticamente significativos. Si su transcripción era la correcta, el experimento era un absoluto éxito.[…]
Los asistentes decidieron revisar las cintas sin el permiso de Hauser. Ambos transcribieron los resultados independientemente. Ambos llegaron a la conclusión de que el experimento había fallado. Cuando revisaron la transcripción de Hauser y la compararon con los videos vieron que ambas tenían poca relación. Por ejemplo, la transcripción señalaba que el mono había volteado la cabeza para prestar atención a un estímulo cuando simplemente había hecho un leve movimiento. No era simplemente una diferencia de opiniones: esos datos estaban completamente mal.
Así como se divulgó el problema con este experimento, varios otros miembros del laboratorio revelaron que habían tenido situaciones similares con Hauser.

Esta historia llevó a que el viernes pasado la Universidad de Harvard declarara a Hauser el único culpable de ocho instancias de fraude científico. Es de destacar, sin embargo, que entre los experimentos que ahora quedan en duda no se encuentra aquel que fuera reseñado en este blog, “Computational Constraints on Syntactic Processing in a Nonhuman Primate“… (se puede descargar desde aquí). No se sabe qué tipo de acción disciplinaria será la que le toque a Hauser. Él manifestó “saber que había cometido errores significativos” y que se sentía “sumamente apenado por los problemas que el caso había provocado para sus estudiantes, colegas e institución universitaria”.

En fin, así están las cosas para Hauser. La verdad, lo lamento muchísimo (me gustaba mucho su trabajo). Entre otras cosas que se me vienen a la mente, me pregunto: ¿qué pasará con el libro que supuestamente estaban escribiendo Chomsky y Hauser, The Minimalist Mind?

PS: Noté que en el último párrafo escribí me gustaba mucho su trabajo. ¿Qué puedo decir? Me cuesta demasiado imaginar cómo alguien podría recuperar su credibilidad académica después de algo como esto. Pero quien sabe… ojalá suceda.

6 comentarios

  1. Voy a ir dejando más noticias sobre el HAUSERGATE en forma de comentarios.

    En un post de Language Log (click aquí para leerlo), Mark Liberman opina sobre las recientes declaraciones de Gerry Altman, editor de Cognition, sobre un paper que dicho journal publicó en el 2002. Aparentemente, los datos que se reportaban en dicho artículo eran inventados…


  2. Como dice un comentario en la página de The Chronicle, “my hope is that this episode will lead to a general practice where raw data is published along with the results”.
    Porque es muy probable que, de ser cierto, Hauser no sea el primero ni el último.


  3. Tanto observar a los monos a ver si entienden… ¡estás deseando que hagan ALGO! Hauser debió pensar que un experimento que no probaba nada era un fracaso, y estaba decidido a tener éxito, por decreto. Es la presión resultado de la proyectitis y la carrera por la financiación.


  4. Vaya vaya… qué lástima, hombre. Sus conferencias tenían mucho interés y al menos en mí había conseguido despertar un gran interés por la materia. Interés que no desaparece, pero que desde luego pierde la ilusión del comienzo. Si efectivamente Hauser ha puesto descaradamente los cuernos a la ciencia, le va a ser muy difícil recuperar su aceptación y nueva fidelidad, y con razón… Opino que en ciencia hay fácil corruptela de datos y conclusiones demasiado precoces. Hacer ciencia no es fácil, lleva años, y cuando uno tiene su standing tal vez se sienta demasiado presionado para mantenerlo y llegue a estas situaciones. Qué mal sabor de boca, vaya…


  5. […] – https://biolinguistica.wordpress.com/2010/08/21/marc-hauser-es-declarado-culpable-de-fraude-cientific… This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink. ← MODELOS PRESOCRÁTICOS DE EXPLICACIÓN DE LA NATURALEZA Philip Zimbardo. Bondad y maldad → […]


  6. Creo que es una lástima, pero si en verdad manipuló e inventó datos, está bien que se sepa. Lo que si me parece algo delirante es que que la “solución” a esto sea, como se dice en un post anterior, obligar a publicar los datos brutos. Esto por varios motivos: 1) porque el espacio para los papers debería ser multiplicado, y eso creo que las editoriales no lo van a aceptar, 2) (y mucho más importante) eso llevaría a que cualquiera haga uso de los datos de los demás sin el menor esfuerzo en conseguirlos, lo que llevará seguramente al “parasitismo”, especialmente de los “teóricos” al respecto de los “de campo”. Y si eso se diera, no deberíamos entonces exigir que los revisores no sean anónimos y que se publique todo lo que se envíe a cuenta de que ponga los datos brutos? Creo que lo de los datos publicados es una solución facilista y peligrosa en varios aspectos. No caigamos en la trampa de que por algunos que nos engañan nos perjudiquemos todos…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: