h1

Sobre gramáticas y monos

8 agosto 2010

A mi gusto, uno de los experimentos “gramaticales” más originales de los últimos tiempos es el que reportaron Marc Hauser y Tecumseh Fitch en un paper del 2004 titulado “Computational Constraints on Syntactic Processing in a Nonhuman Primate“… (se puede descargar desde aquí).

Dicho experimento hace un uso muy original de la llamada Jerarquía de Chomsky, un ranking de formalismos gramaticales ordenado por su poder generativo. La jerarquía involucra cuatro tipos de gramática, siendo la número 0 la más poderosa y la número 3 la más débil.

0. Lenguajes recursivamente enumerables

1. Lenguajes sensibles al contexto

2. Lenguajes independientes del contexto

3. Lenguajes regulares

A nosotros nos interesan las gramáticas de tipo 3 y 2. Las gramáticas de tipo 3 relacionan elementos. Las gramáticas de tipo 2 pueden relacionar conjuntos completos de elementos. Para dar un ejemplo, (01) es una cadena formada por una gramática de tipo 3 (nótese que no hay constituyentes, sólo elementos “sueltos”) y (02) es una cadena formada por una gramática de tipo 2 (en donde AB, CD y EF forman constituyentes y, más arriba en la estructura, ABCD forman un nuevo constituyente).

(01) ABCDEF

(02) [[[AB] [CD]] [EF]]

Ahora bien, el experimento de Hauser y Fitch consistió en exponer a monos tamarinos cabeza de algodón (Saguinus Oedipus) a pares sílábicos producidos por ambos tipos de gramática. Las secuencias de pares silábicos producidos por una gramática de tipo 3 tendrían la forma elemental (AB)n (AB, ABAB, ABABAB, etc.), mientras que los producidos por una gramática de tipo 2 tendrían la forma AnBn (AB, AABB, AAABBB, etc.). Así, por ejemplo, suponiendo que los simios hayan sido expuestos a los pares de silabas de (03), (04) sería una secuencia de pares correspondiente a una gramática de tipo 3 y (05) sería una secuencia de pares correspondiente a una gramática de tipo 2.

(03) a. CABA; b. TENE; c. MIRI; d. POSO; e. LUFU

(04) [CABA][TENE][MIRI][POSO][LUFU]

(05) [CA[TE[MI[PO[LUFU]SO]RI]NE]BA]

Los monos, luego de estar familiarizados a secuencias del tipo de (04), resultaban sumamente sensibles a cualquier tipo de error introducido en la cadena (se medía el grado de atención con el cual respondían a dichos cambios). Sin embargo, luego de haber sido habituados a secuencias del tipo de (05), no parecían distinguir entre las secuencias de pares bien formadas y aquellas en las que se introducían errores (no había mayores cambios en la atención que presentaban a los estímulos). Sin embargo, los humanos que fueron sometidos a la misma prueba si demostraron ser sensibles a los errores introducidos en el segundo tipo de secuencia. En otras palabras, parecía claro que sólo los humanos podían aprender patrones basados en estos tipos de dependencia gramatical.

La conclusión parece evidente: sólo los seres humanos pueden hacer uso del formalismo gramatical necesario para construir las frases de una lengua natural. Existen, sin embargo, otros experimentos de este tipo con aves (estorninos) que aparentemente si podrían procesar las dependencias estructurales de una gramática de tipo 2. Eso, sin embargo, quedará para otro día…

5 comentarios

  1. Una puntualización; en la enumeración de los tipos de lenguajes, donde dice “2. Lenguajes dependientes del contexto” debería decir “2. Lenguajes independientes del contexto”, ya que si no, éstos serían equivalentes a los del tipo 3 (gramáticas transformacionales).
    En otro orden de cosas, te felicito por el blog, es muy interesante.


  2. Es cierto, faltó un prefijo.

    Gracias por la felicitación. A mi me gusta tu trabajo sobre focalización.


  3. […] Sobre los fundamentos biológicos del lenguaje « Sobre gramáticas y monos Marc Hauser es declarado culpable de fraude científico 21 Agosto 2010 Tenía que pasar: […]


  4. Me gusto mucho el blog, queria saber si el libro “Mente Moral” esta escrito con alguno de los fraudes de los cuales esta acusado Hauser.

    Gracias.


  5. Hola Andrés,
    no, en principio los estudios sobre moralidad no han sido acusados de nada. Por otro lado, tampoco está claro que sea ‘fraude’ lo que subyace a la acusación de ‘scientific misconduct’; habrá que ver.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: