h1

Conociendo al Ardipithecus Ramidus

11 octubre 2009

Así se vería el Ardipithecus ramidusEsta noche a las 21.00 se estrenará en Discovery Channel el documental sobre Ardi, el especimen de ardipithecus ramidus que ha causado tanto revuelo en los últimos días (más información sobre el documental aquí). ¿A qué se debe tanto escándalo? Bueno, quizá no sea yo la persona más adecuada para explicarlo (de paleobiología sé lo mismo que de pesca con mosca…). Sin embargo, puedo recomendar la lenctura del interesantísimo FAQ sobre el asunto que publicó John Hawks (ver aquí), en donde se tratan los puntos básicos y más relevantes sobre los recientes descubrimientos. Por supuesto, una referencia obligada es la edición especial de la revista Science en la que se publicaron todos los papers relevantes (ver aquí).

Las noticias, sin embargo, guardan cierta relación con la biolingüística. Señala Edmund Blair Bolles en Babel´s Dawn (ver aquí) que no parecen existir dimorfismos sexuales en el ardipithecus (Ardi pesaba casi lo mismo que un especimen macho). El dimorfismo sexual suele reflejar fuerte competencia entre los machos por las hembras. La falta de dimorfismo sugiere la falta de competencia. Este razonamiento plantea serias preguntas a la teoría del origen del lenguaje de Terrance Deacon según la cual la capacidad simbólica necesaria para la comunicación lingüística emergió como respuesta a la necesidad de limitar la competencia entre machos por las hembras. Si la competición desapareció dos millones de años antes de la existencia del primer homo, es difícil aceptar la teoría de Deacon.

En respuesta a esta observación, Deacon comenta:

“My argument is NOT that low sexual dimorphism is a correlate of symbol use, in general, it is only a correlate of minimal male-male competition. So my argument is only that that a *reduction* in sexual dimorphism from our more immediate ancestors the australopithecines (which we can now assume must have increased in sexual dimorphism since ardipithecines) indicated a reduction in overt male-male competition (over compulatory access). The ardi data is in this respect no more relevant than the gibbon data.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: