h1

EVOLINGO: ¿qué es, quién lo lleva adelante y cómo emergió?

5 enero 2009

Deberán recordar mis palabras cuando en unos años quienes se interesan en la evolución del lenguaje vean la palabra evolingo hasta en la sopa. A continuación intentaré esbozar lo básico como para comprender el alcance del término.

¿Qué es evolingo?

Bueno, el nombre es una especie de imitación del ya popular evo-devo, término con que se conoce informalmente a la biología evolutiva del desarrollo. Se trata de una nueva perspectiva metodológica para explorar la evolución del lenguaje: se hace hincapié en el estudio comparativo de las capacidades mentales lingüísticas en busca de posibles homologías u homoplasias, con el fin de establecer qué aspectos del lenguaje son exclusivos de éste y del ser humano.

¿Quién hace evolingo?

Ahora bien, ¿quién es el principal responsable de este -vamos a decirlo- horrible término? Nada más  y nada menos que el biólogo evolutivo Marc Hauser, uno de los investigadores más destacados en biolingüística. Se sabe que actualmente esta escribiendo un libro junto a Chomsky. Esta obra, supongo, será un pilar importante en el desarrollo de evolingo.

Si bien se reconoce como una disciplina naciente, los trabajos que pueden reconocerse en el marco de evolingo son numerosos. ¿Cuántos estudios, sino, se han realizado sobre el procesamiento de reglas algebraicas en infantes, primates u otros animales? Sin ir más lejos, la mayor parte de los post de Lingformant tienen un aire a evolingo.

¿Como nace evolingo?

Las principales ideas del enfoque fueron esbozadas en el influyente trabajo de Hauser, Chomsky y Fitch The Faculty of Language, publicado en Science en el 2002. En ese paper se consideró imprescindible desde un punto de vista metodológico reconocer entre (i) los procesos mentales exclusivos al lenguaje y al ser humano (facultad del lenguaje en sentido estricto: FLE) y (ii) los procesos mentales que son necesarios y suficientes para el funcionamiento del lenguaje (facultad del lenguaje en sentido amplio: FLA). Para establecer qué tipo de capacidades cognitivas forman parte de cada conjunto es necesario un arduo trabajo comparativo con otras especies.

Esta metodología, según Hauser, inaugurá una nueva fase en la historia de la lingüística evolutiva, de la que ya pueden contarse tres etapas:

  1. una primer etapa que va desde la antigüedad (no recuerdo el nombre de ese rey inglés que encerró a un chico en una habitación para ver qué lengua era la que hablaba por naturaleza…) hasta la segunda mitad del siglo 19. Esta fase incluye toda aquella especulación evolutiva que llevó a la Sociedad Lingüística de Paris a prohibir toda comunicación concerniente a la evolución del lenguaje en 1866.
  2. una segunda etapa protagonizada por investigadores como los Gardner, Premack, Terrace o (Savage-)Rumbaugh, en la que se investigaron las capacidades comunicativas de diversos primates no humanos y se les intentó “enseñar a hablar”.
  3. una tercera étapa donde el foco de la investigación no serán las capacidades comunicativas de los individuos, sino las capacidades computacionales, internas y mentales que subyacen a la comunicación o a otras conductas: Evolingo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: