h1

Cinco maneras de investigar la evolución del lenguaje

24 septiembre 2009

La falta de tiempo (y creatividad) en los últimos días me ha obligado a postear cada vez menos. Por suerte, otras personas siguen trabajando… y por suerte, podemos parasitar ese trabajo… De hecho, Edmund Blair Bolles ha estado muy activo últimamente manteniendo más al día que de costumbre su blog sobre evolución del lenguaje, Babel’s Dawn. De entre todo lo que ha posteado me ha llamado la atención un breve artículo en el que se refiere a “las cinco maneras para investigar los orígenes del habla” (Five Ways to Investigate Speech Origins).

Más allá de la pequeña errata en el título (se utiliza “speech” como sinónimo de lenguaje, siendo que cualquier marco teórico lingüístico traza una clara diferencia entre lenguaje y habla), el artículo rescata cinco alternativas metodológicas para investigar la evolución del lenguaje. Veamos qué se puede decir con respecto a ellas.

1. Estudiar la adquisición del lenguaje en niños

La ontogenia recapitula la filogenia. Embriones de pez, tortuga, pollo, cerdo, vaca, conejo y hombre. ¿Sucede lo mismo con respecto al lenguaje?La vieja cuestión de si la ontogenia recapitula la filogenia (véase Teoría de la Recapitulación). Esta línea de investigación se basa en el supuesto de que si los chicos pasan por una sucesión de etapas en las que empiezan haciendo ruiditos varios para comunicarse para terminar produciendo oraciones subordinadas, en la evolución humana debieron darse los mismos pasos.

Personalmente, soy bastante escéptico con respecto a este enfoque. ¿Por qué? Debe notarse que los rasgos que, por ejemplo, mantienen en común el embrión humano con el embrión del pez fueron funcionales en determinado momento evolutivo (la cola que puede verse en el esquema, por ejemplo, debió utilizarse para la locomoción en el agua). El embrión humano conserva estos rasgos de manera no funcional (la cola al embrión no le sirve para nada) simplemente porque “no molesta”, es decir, es “más barato” evolutivamente conservar algo que no molesta que eliminarlo. Ahora bien, el habla infantil es completamente diferente a esto: cuando el bebé hace ruidos, estos son,todo padre estaría de acuerdo, funcionales, comunican cosas (necesidades, estados emocionales, etc.). No sólo eso: no se da como con el embrión el caso de que el rasgo no funcional “desaparece” (la cola del embrión es nuestro coxis), sino que se desarrolla hacia un estado de complejidad mucho superior.

2. Adoptar un acercamiento comparativo

Se examinan los sistemas comunicativos de otros animales y se los compara con el lenguaje humano. Es, por lejos, mi enfoque favorito. Aunque, por supuesto, detesto esos experimentos en los que se compara muy torpemente al lenguaje humano con cualquier tipo de sistema comunicativo: es obvio que de esa manera jamás surgirán paralelismos interesantes. Para hacer una comparación medianamente coherente debe considerarse qué aspecto del lenguaje humano se va a comparar con respecto a qué aspecto de la cognición de un animal. Supongo que esos problemas se pueden evitar a partir de asumir un marco teórico que “descomponga”, por decirlo así, al lenguaje en un conjunto de componentes o de características particulares (me vienen a la mente los rasgos de diseño de Hockett -descargar paper- y la propuesta comparatista de Hauser, Chomsky y Fitch -descargar paper).

3. Realizar experimentos de aprendizaje de lenguaje artificiales

Conozco muchos experimentos realizados tanto en animales como en humanos en los que se intenta que los sujetos aprendan gramáticas formales de diversos tipos de complejidad. Sin embargo, no tengo referencia de otros experimentos experimentos que intenten lo mismo con respecto a otros aspectos del lenguaje… Tal vez alguno relacionado con discriminación fonológica, pero están lejos de ser lo mismo…

4. Estudios en individuos con trastornos lingüísticos

Tal vez los estadios primitivos del lenguaje humano (protolenguajes) eran similares a lo que hoy puede verse en pacientes afásicos o en individuos con trastornos específicos del lenguaje…

Este tipo de estudio asume tácitamente cuestiones sumamente importantes con respecto al funcionamiento del lenguaje. Pensémos lo siguiente: ¿sería útil estudiar a una persona con la pierna fracturada para estudiar la evolución de las extremidades inferiores? Supongo que no. ¿Por qué sería productivo estudiar personas con trastornos lingüísticos? Porque se supone implícitamente (i) que los trastornos son producidos por una disminución de recursos cognitivos y (ii) que la evolución del lenguaje consistió en un aumento paulatino de dichos recursos. Es un tema difícil: quizá los trastornos puedan ser explicados mediante una caida de la memoria de trabajo, o mediante una dificultad en sostener las representaciones lingüísticas, o mediante un déficit en la velocidad de procesamiento… Pero no me resulta claro cómo se piensa explicar la evolución del lenguaje apelando sólo a estos factores.

Por otra parte, también podría suponerse que lo que se pierde en un caso de trastorno lingüístico es, por así decirlo, conocimiento lingüístico. Sin embargo, sería muy ingenuo suponer que justo la capacidad lingüística que queda intacta se correspondería con un protolenguaje.

5. Estudios de simulación computada

Lo único que se sabe a ciencia cierta sobre la evolución del lenguaje es que no se sabe nada. Por eso, una herramienta sumamente productiva es la simulación computada de escenarios evolutivos. Se trata de programas que simulan la interacción de individuos (agentes) que, según pautas variables según la teoría a evaluar, van a desarrollar sistemas de comunicación de creciente complejidad.

About these ads

Un comentario

  1. Deberías de hablar un poco de las simulaciones de Simon Kirby en Edimburgo. Lo he venido leyendo desde hace un rato y su trabajo me parece formidable.



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: